Historia ABGRA

<< Volver

Los Orígenes

Los orígenes de la Asociación, se remontan a una jornada que podría considerarse histórica, cuando un grupo de alumnos del curso de biblioteconomía de la Escuela del Servicio Social del Museo Social Argentino, el 7 de octubre de 1943, decide concretar la idea de un logro común.

Ese día, al finalizar la clase magistral del profesor Carlos Víctor Penna, los alumnos Reinaldo J. Suárez y Duilio E. Guastini, pusieron a consideración de sus compañeros del curso, la idea de la creación de un centro de Estudios Bibliotecológicos. Si bien la idea estaba en el ánimo de todos, hasta el momento faltaban los iniciadores del movimiento. Enseguida se originó un entusiasta debate y se designó a un grupo de alumnos que serían los encargados de estudiar y aconsejar acerca del camino a seguir para llevar a la realidad la iniciativa.

Más tarde, la Asociación de Bibliotecarios de la Capital Federal, se transformó en continuadora del Centro de estudios Bibliotecológicos del Museo Social Argentino. Se dio respuesta así al creciente interés de la organización profesional, tema que legalmente el Centro no podía tratar, ya que sus objetivos estaban dirigidos a la actividad cultural y por consiguiente carecía de Personería Gremial para asumir tal compromiso. Bajo este nuevo rubro, la Asociación se adhiere a la Confederación General de Profesionales (CGP).

La Asociación de Bibliotecarios Graduados

El 5 de noviembre de 1953, se fundó la Asociación de Bibliotecarios Graduados de la Capital Federal. Recordando las palabras de Reinaldo Suárez «Dicha Asociación, fundada en Buenos Aires el 5 de noviembre de 1953, es el nombre inicial de la actual Asociación de Bibliotecarios Graduados de la República Argentina (ABGRA), virtual continuadora del Centro de Estudios Bibliotecológicos del Museo Social Argentino (CEB/MSA), fundado el 12 de octubre de 1943. La misma se crea precisamente, por ese interés de la organización profesional, tema del que legalmente el CEB/MSA no se podía ocupar ya que sus objetivos estaban dirigidos a la actividad cultural y, por consiguiente, carecía de personería gremial para asumir tal compromiso. Por acuerdo de las partes el CEB/MSA cancela sus actividades y ABGRA se hace cargo de la defensa de los intereses profesionales de los bibliotecarios.»

La Asociación de Bibliotecarios Graduados de la República Argentina, nació con el objetivo de imprimir un carácter dinámico al movimiento bibliotecario nacional, lograr una mayor inserción y reconocimiento social de la labor de los bibliotecarios, y promover el papel, fundamental, que cumplen las bibliotecas en su carácter de instituciones depositarias del conocimiento de la humanidad. Entre sus funciones se destacan la representación gremial y la defensa de los intereses profesionales de los bibliotecarios graduados de Argentina.

En 1960 se tramita ante la Secretaría de Trabajo y Previsión la Personería Gremial N° 354/60 y en el año 1968 ante la Inspección General de Justicia la Personería Jurídica N° 678/68.

A partir de 1962 inicia su adhesión como miembro a la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA).

ABGRA tiene, también, entre sus propósitos el auspiciar y realizar reuniones, congresos, jornadas y actos que se relacionen con la problemática bibliotecaria argentina, así como la promoción y actualización de la actividad profesional. Por tal motivo, desde 1962, la Asociación de Bibliotecarios Graduados de la República Argentina, lleva a cabo anualmente las «Reuniones Nacionales de Bibliotecarios», siendo esta primera, convocada por sugerencia del entonces Director de la Biblioteca Nacional, Jorge Luis Borges.

Por gestiones ante el Ministerio de Educación, la Asociación logró en 1965, que se precisara el alcance del artículo 2 del Decreto Nº 17.650/54, instituyendo el «Día del Bibliotecario» el 13 de septiembre de cada año, por lo que tal fecha tiene carácter de asueto obligatorio para todo el personal, administrativo, de servicio y maestranza de las bibliotecas públicas dependientes del Gobierno de la Nación. (Decreto Nº 3.114/65)